De cómo El Niño afecta a la rotación terrestre

Publicado el Lunes, 22 de octubre de 2007 por MiGUi en Física
etiquetas: , ,
votar
Comentarios desactivados

Traducción de New Scientist


El Niño tiene un impacto enorme en el tiempo, tan grande que de hecho el calentamiento de los océanos hace que la Tierra gire más despacio. hasta ahora no sabíamos como. También era un misterio por qué el efecto no se nota hasta que transcurren algunas semanas del pico de temperatura oceánica. Ahora, Jean Dichey y sus colaboradores del California Institute of Technology in Pasadena dicen que está en el aire. El Niño eventualmente calienta las aguas superficiales del océano Pacífico en los trópicos dando lugar a fuertes vientos calientes de componente oeste. La Tierra, considerada como un todo, gira a velocidad constante pero estos vientos hacen que la atmósfera rote a una velocidad sutilmente mayor. Debido a la conservación del momento angular*, la parte sólida de la Tierra se ralentiza para compensar, haciendo que los días sean un poco más largos. Debido a que la atmósfera disipa el calor lentamente, a la temperatura le toma un mes o dos alcanzar su cota máxima, explicando por tanto el retraso en la deceleración de la Tierra. El efecto es muy pequeño, dice Dickey. "El cambio global del momento angular entre la Tierra y la atmósfera debido a El Niño causa un retraso de un milisegundo al día" según la científica.

(*)La conservación del momento angular es una de las leyes más fundamentales del universo. Es la responsable de que, por ejemplo, podamos andar en bici sin caernos hacia los lados. También, la que hace que los planetas tiendan a orbitar en el mismo plano más o menos. Debido también a esta ley, si soltamos el volante y pisamos el acelerador (¡niños, no hagáis esto en casa!) las ruedas se alinean y el coche sigue de frente.

En este caso, la Tierra se comporta como un sólido rígido. En Física, un sólido rígido es aquel sólido que no se deforma. Para este tipo de cuerpos, el momento angular es proporcional a su velocidad de rotación. Por eso, si la atmósfera gira más deprisa, la Tierra debe girar un poco más despacio para compensar y que se mantenga constante la relación entre el momento angular inicial y el final. De igual manera que cuando hacemos girar un diábolo al tensar la cuerda gira más deprisa, es debido al mismo efecto.

Share

Trackbacks/Pingbacks a esta entrada:

    Comentarios cerrados.