votar

Esta situación os resultará familiar. Se te ha olvidado descongelar la pechuga de pollo para cenar. Entonces la metes en el microondas, eliges el programa para descongelar (que depende del peso) y lo pones. Y cuando lo abres, cual es tu sorpresa que la mitad o más sigue sin descongelar y una parte ya está medio cocida. Total, la próxima vez procurarás dejar que se descongele a temperatura ambiente. ¿Por qué ocurre esto?

El microondas tiene un magnetrón que emite radiación no ionizante de microondas a una frecuencia de 2.45 GHz (lo que corresponde a una longitud de onda de unos 12 centímetros) que produce una onda estacionaria en el interior de la cavidad, por eso, para evitar los puntos fríos se pone un plato rotatorio. Cuanto mayor es el microondas, mayor puede ser la longitud de onda del magnetrón (menor frecuencia) y por tanto mayor penetración en la comida. Por eso, un horno microondas grande puede operar a unos 900 MHz.

El agua es una molécula polar ya que debido a la forma que tiene, la carga positiva y negativa no están espaciadas igualmente, por lo que la molécula de agua se comporta como un dipolo. Cuando se aplica un campo electromagnético que varía, el dipolo tiende a alinearse. Tendrá un ligero retardo debido a la inercia de la molécula, pero si puede moverse, se intentará alinear para irse a una situación energética más favorable. Cuando se hace que varíe muy deprisa, el agua se verá obligada a cambiar de dirección muy rápido. Esta agitación provocará que el agua aumente su temperatura.

Si en lugar de agua líquida metemos un pedazo de hielo, al ser sólido, el agua estará formando una red cristalina donde la movilidad de las moléculas de agua es mucho menor que en el estado líquido. Por eso aunque esté variando el campo electromagnético debido a las microondas inyectadas en la cavidad del horno, las moléculas no son capaces de acoplarse a las oscilaciones del campo.

Pero como nuestro horno está a temperatura ambiente (mayor que 0ºC normalmente) el hielo se irá derritiendo. Así que lo que intenta hacer el magnetrón es hacer un campo pulsante que produzca mayor derretimiento, así el agua derretida irá calentando y por pura transferencia de calor acelerará el deshielo.

Lo malo es que mientras hace esto, como la comida absorbe parte de la radiación, las partes externas se irán cocinando mientras en los lugares donde el grosor de la capa congelada es mayor todavía queda hielo que el magnetrón no ha sido capaz de cocinar. Por lo que nos quedará con mal aspecto y la próxima vez procuraremos descongelarla fuera de la nevera, que aunque tarde más, sin duda el resultado final es mejor.

Tengo intención de iniciar con esta entrada una serie de artículos breves dedicados a examinar fenómenos cotidianos (¿y qué más cotidiano que la cocina?) desde el punto de vista de la Física. Ya veremos de qué va el próximo.

Lecturas recomendadas:
Microondas: verdades y mentiras (PDF)
A Brief History of the Microwave Oven
How Microwave Cooking Works
Wikipedia: Dielectric Heating
Absorption spectra of gaseous, liquid and solid water

Share

Trackbacks/Pingbacks a esta entrada:
    1. [...] Física cotidiana: ¿Por qué descongela tan mal el horno microondas? [...]

    2. Información Bitacoras.com…

      Valora en Bitacoras.com: meneosmenéaloEsta situación os resultará familiar. Se te ha olvidado descongelar la pechuga de pollo para cenar. Entonces la metes en el microondas, eliges el programa para descongelar (que depende del peso) y lo pones. Y cua…..

    3. wertwertw dice:

      “ya veremos de que va el prosimo” que repelente te quedo eso colega.

    4. MiGUi dice:

      ¿Perdón? No tiene ninguna clase de intención presuntuosa el “ya veremos” es simplemente que no he decidido todavía de qué será.

    5. Más repelente queda poner “prosimo” en vez de “próximo”, “colega”.

    6. fer dice:

      yo tengo un microondas con doble emisor de onda y aunque queda mejor descongelado que con uno normal, lo mejor es fuera de la nevera, por supuesto.

    7. anonimo dice:

      Buen articulo, si que suena raro el ya veremos pero seguro que no era tu intención

      Yo pensaba que el hecho de que unas partes quedaran mejor que otras era simplemente por los maixmos y minimos de la onda estacionaria.

      Lo que no entiendo es por que un campo pulsante descongela mejor que uno continuo hace falta mas “fuerza” para romper el hielo?

      Un saludo

    8. epsiloom dice:

      El truqui es cambiar de posición el alimento cada cierto tiempo, y si se puede partir en trozos, mejor que mejor.

    9. sabiondo dice:

      Y realmente, ¿con un microondas no estamos cambiando la esencia de la comida o lo que sea que hayamos metido en el?

      ¿El agua sigue siendo agua?

      ¿No es un poco, antinatural calentar las cosas con microondas?

      ¿Puede alterar la estructura atomica de los alimentos haciendolos dañinos para la salud humana?

      ¿Si se estropea el mecanismo de auto apagado al abrir la puerta, y metemos la mano unos segundos se nos cocería?

    10. El Cocinitas dice:

      Dicen que la congelación tiene que ser lo más rápida posible y la descongelación debe ser lenta. Osea que lo mejor es pasar del congelador al frigorífico y de ahí a temperatura ambiente, pero el microondas saca de apuros cuando se tiene prisa, claro.

      A ver de qué va la próxima entrada… ;)

    11. epoid dice:

      pues eso, lo mejor: descongelar en la nevera antes de irte a la cama.

    12. Coincido con El Cocinitas, a ver de qué va la próxima entrada, que nos tienes en ascuas.

    13. emulenews dice:

      La física de la vida cotidiana es todo un filón y la cocina el laboratorio de físicoquímico que todos atesoramos en nuestros hogares. Enhorabuena por la idea, con toda seguridad fructífera será y ya veremos la próxima de qué va, porque “difícil de ver el futuro es.”

    14. Rantamplan dice:

      Otro experimento de cocina cotidiano para comprobar la longitud de onda del microondas:

      Como bien dices la longitud formula nos dice que la longitud de onda a 2.45GHz es de 12cms pero ¿existe alguna forma de comprobarlo? si existe.

      Ingredientes: un plato y una tableta de chocolate grande.

      Receta:

      Retiramos el plato giratorio del microondas y lo sustituimos por el plato cotidiano que NO debe de girar dentro del microondas, ponemos la tableta de chocolate encima, encendemos el microondas.

      El microondas produce unas ondas estacionarias que haran que la tableta se derrita en los múltiplos de la longitud de onda dejando espacios en medio sin derretir.

      Para el disfrute de lso curiosos ;) .

    15. Un buen articulo, estoy apprendiendo portuges, esto me ha ayudado mucho
      Gracias