Los magufos y los imanes

Publicado el Domingo, 13 de diciembre de 2009 por MiGUi en Física
etiquetas: , , , , ,
votar

Quiero compartir con vosotros una inquietud que siento hacia la propensión de los magufos a utilizar imanes en sus artefactos. Como si nos hubiéramos trasladado a hace 2000 años y una piedra de ferrita nos hiciera asombrarnos al ver cómo los objetos de hierro son atraídos por ésta.

Y os puedo poner ejemplos concretos de esta curiosa atracción que sienten los magufos a utilizar imanes en sus ingeniosos inventos. ¿Os suena lo del agua imantada? Tuvo su popularidad en los 90 entre los compradores de patrañas  homeopáticas. Olvidemos por un momento todo lo que sabemos sobre física, por poco que sea e intentemos, en un enorme ejercicio de abstracción, meternos en la mente del magufo.

Se plantea hacer circular el agua por un circuito en el que sea atacada por un campo magnético externo que dotará al agua de energía magnética y neutralizará las malvadas sales minerales que hay en su interior. Con esto, conseguiremos que nuestras plantas crezcan más y mejor, que nuestro organismo sea más sano, prevenir enfermedades o curarlas e incluso que nuestros dientes se reparen sólos. Para ser magufo hay que valer, hace falta ser muy ingenioso, y tras mi intento anterior he de reconocer que admiro la creatividad de algunos de estos mequetrefes. No me extraña que consigan camelar a unos cuantos incautos.

No hace falta decir que el agua es una sustancia diamagnética, por lo que se opone a cualquier campo magnético que le incida. Creer que se puede magnetizar el agua es una tontería de tal calibre como pensar que en el hemisferio sur se deberían caer hacia el espacio porque están cabeza abajo.

Sin embargo no son pocos los que se han forrado con complicadas máquinas milagrosas que permiten magnetizarla, según sus dueños y sus orgullosos propietarios, que ahora se sienten mejor y son más felices.  Hay una entrada enorme pero divertidísima sobre esto: Wonky Water weirdness and quackery donde se hace un exhaustivo análisis de diferentes cacharros que prometen magnetizar el agua y curarnos de todo mal por un poco de dinero.

La palma se la lleva el “Star Chamber Receiver” un cacharro que nada más y nada menos dice:

Es como una antena que capta la Energía Vital y la transmite a todos las las cosas llenas de agua que hay a su alrededor (incluyéndole a usted y a sus mascotas). Colocada en su casa, el Receptor empujará la Fuerza Vital e impregnará su espacio, convirtiéndolo en una isla de Amor y Paz que envuelve su hogar y tal vez, el de sus vecinos.

Algunos, como pueden observar, además de tener muy poca vergüenza son más cursis que un Seiscientos con cortinillas.

Y aparte de estos curiosos artilugios están los apasionantes intentos por atacar los principios de la termodinámica e intentar construir un móvil perpetuo. No hay nada que guste más a un buen magufo que un móvil perpetuo.

Por centrar la discusión, recordemos que un móvil perpetuo es una máquina de la que se puede extraer energía sin que haya un consumo previo de ésta. En definitiva, una máquina que cree energía. Y ¿qué mejor para nuestro motor perpetuo que unos bonitos imanes colocados estratégicamente?

En los casi diez años que llevo participando activamente en foros de ciencia he visto mil y un intentos de móvil perpetuo, algunos acompañados con un bonito dibujo y todo, que prometen haber encontrado el Santo Grial energético. Una vez nos vinieron hasta con una bicicleta. La cosa llegó hasta tal punto que decidimos poner como lema del foro “Aquí se obedecen las leyes de la termodinámica”.

También hay muchos que confunden el hecho de que se mueva indefinidamente con que sea un móvil perpetuo. Un péndulo ideal se mueve indefinidamente pero no es un móvil perpetuo porque no crea energía: siempre usa la que se le dió inicialmente cuando se le separó de su punto de equilibrio.

Obviamente todos fallan en lo mismo: despreciar fuentes de energía, balances energéticos incorrectos, etcétera. Un clásico es el de los imanes alternados. Nuestro motor que tiene forma cilíndrica estará recubierto de imanes que van alternativamente dispuestos en “norte” “sur” por todo su perímetro. Y en el exterior, imanes que van cambiando igualmente.

La trampa está en pensar que un pequeño movimiento inicial consigue que los imanes muestren sus polos iguales, entonces se repelan y sigan así indefinidamente: atracción + repulsión. ¿Dónde está el fallo? Pues que un sistema magnético tenderá, como cualquier otro, a la mínima energía. En cuanto le demos el primer empujón, los polos distintos se atraerán parando el motor. Aunque el movimiento inicial sea grande, lo es también la atracción de los imanes empeñados en llevar al sistema a un estado de mínima energía.

Se parece a la idea de los trenes de levitación magnética, en los que el movimiento hacia delante se consigue precisamente gracias a esto. Pero claro, en una vía de este tipo, se van alternando las polaridades para conseguir que el tren sea repelido y levite. Obviamente, este cambio en la polaridad requiere un consumo de energía que es del orden de la necesaria para mover el tren, aunque no exista rozamiento.

¿Por qué no tiene sentido aplicarlo a un motor de un coche? Pues porque en un coche transformas energía de algún tipo en movimiento rotatorio, el consumo energético para conseguir cambiar de polaridad los imanes y que todo cuadre se complica enormemente debido al tamaño y a la energía necesaria. Eso sin contar que fuera capaz de vencer la resistencia de los engranajes a girar, etcétera. No conozco ningún estudio serio al respecto, pero sin imanes superconductores a temperatura ambiente, planteárselo carece de sentido práctico.

Y esto, a fin de cuentas, son sólo dos ejemplos. Los magufos nos sorprenden cada día con algo nuevo. No sé qué se les ocurrirá la próxima vez. Pero es muy probable que haya imanes de por medio.

Share

Trackbacks/Pingbacks a esta entrada:
  • Bitacoras.com:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Quiero compartir con vosotros una inquietud que siento hacia la propensión de los magufos a utilizar imanes en sus artefactos. Como si nos hubiéramos trasladado a hace 2000 años y una piedra de ferrita nos hiciera asombrarnos…..

  • Los magufos y los imanes:

    [...] Los magufos y los imanes [...]

  1. TDI dice:

    Recuerdo que durante un tiempo estuvieron mandando a mi casa publicidad de “Vitrina mágica”, aparte de cacharros inútiles o montajes cutres en la revista, estaban los típicos productos de este tipo. No recuerdo si había algo con imanes o con agua, aunque sí que tenían muchas cosas de ese estilo. Cuando la veía me echaba unas risas viendo la linterna que iluminaba toda una isla o la plantilla del pié que curaba hasta a los cojos. Para mí era gracioso, pero sigue siendo triste la ignorancia que hay y como se aprovechan de ella para sacar tajada.

    Por cierto, ¿de dónde has sacado lo de “Compártelo” con los agregadores sociales?

  2. Ontureño dice:

    Buenas Migui, el satélite espía me ha mandado aquí, estoy ojeando y tu blog tiene bastante buena pinta. Haces una labor de divulgación en español bastante necesaria ;-) .

    Hecho el peloteo oportuno, ¿por qué deshabilitas los comentarios de las entradas antiguas? Es que tengo algunos comentarios que hacer al post del mes pasado sobre el agua…

    Un saludo.

  3. Anónimo dice:

    Un saludo desde un meneante. Y una larga charla del Big Bang.