votar

Dicen que el LHC es el experimento científico más caro de la historia con los más de 6000 millones de euros1 que ha costado.

En mi opinión, deberían ser los 83.000 millones de dólares (ajustado a 2005 2) que costó el programa Apollo y que hacen que dicha cifra parezca ridícula en comparación.

A día de hoy, el presupuesto total de la NASA es de 19.000 millones de dólares3. Nótese que es un presupuesto anual y que el Apollo duró 15 años, pero la NASA ahora mismo no dedica presupuesto a nada de forma parecida, y tiene muchísimas más ocupaciones a las que responder. Recordemos que la NASA fue creada realmente para la carrera espacial, entonces era lo único.

Si os preguntábais por qué desde la cancelación del Apollo no han vuelto humanos a la Luna ahí tenéis la respuesta: carecemos de lanzadores adecuados para llegar. Y más ahora que Obama ha cancelado el presupuesto destinado al programa Constellation valorado en casi 20.000 millones de dólares hasta 2020, que vendría a reemplazar a los transbordadores espaciales que dejarán de usarse en 2011. La NASA se queda sin opciones para ir hasta la órbita baja, y mucho menos más allá.

Creo que no sólo el hito, sino la valentía de la gente que participó hacen que el Apollo sea la inversión tecnológica y científica de mayor magnitud jamás emprendida por el hombre. Puede que el LHC lo supere en complejidad, pero pensad que 40 años después del primer alunizaje no somos capaces de volverlo a repetir. Pensad que cualquier microchip que tengáis por delante existe gracias al Apollo y que las naves que pilotaban ellos tenían menos capacidad de cálculo que una calculadora Casio de las más básicas.

No se puede calificar de milagro, pero es sobrecogedor hasta dónde hemos podido llegar tan sólo con el hecho de desear hacerlo. Y eso lo necesita la ciencia: buscar los límites sin importarle el beneficio económico que ello pueda tener. creo que la carrera espacial ha demostrado devolverle a la humanidad de manera incalculable en toda clase de tecnologías por lo que su coste se ha amortizado con creces y lo mejor: toda la humanidad se ha beneficiado de ello.

Desde luego, es intolerable que haya necios con demasiado tiempo libre que pongan en duda lo que llevaron a cabo esos héroes (o tal vez esos temerarios) que subiéndose en un misil de 85 metros (más los 25 adicionales del Apollo) se aventuraron más lejos de lo que jamás hubiera estado nadie de su casa. Máxime cuando ellos mismos se han beneficiado de todo lo que se consiguió gracias a estos héroes.

Absolutamente todo en el programa Apollo era a lo grande. Tanto en el artículo español como en el inglés de la Wikipedia hay muchísima información al respecto que os invito visitéis si tenéis tiempo y curiosidad.

De paso, invitaros a ver algunos de los vídeos históricos sobre el programa Apollo, como por ejemplo estos tres:

¿Valió la pena? Creo que es o debería ser una pregunta retórica. Y si no lo crees… ¿Utilizas el papel de aluminio? ¿Has visto alguna vez las mantas térmicas de las ambulancias? ¿Usas lentillas? ¿Qué tal de las herramientas sin cables? ¿Has utilizado o puesto alguna vez pañales deshechables? ¿Termómetros digitales? ¿Y el velcro? ¿Los códigos de barras? Mucho más lo puedes ver aquí. Todo esto, la industria tecnológica de hoy en día es lo que es gracias a los avances de la carrera espacial. Por eso no debemos mirar y decir ¡qué caro! Porque la investigación, tarde más o tarde menos, siempre arroja sus frutos.

Desde luego, es una lástima que no vayamos a ver el programa Constellation salir adelante ni al ser humano pisando Marte en este siglo. O quizás sí, con iniciativa privada, pero cada vez parece más lejos de ser posible. Aunque únicamente fuera por llegar más lejos, habría merecido la pena. Creo que la política ha sido centrarse en desarrollar los programas actuales y postponer el sueño espacial en parte para acallar voces por la crisis económica. Espero que no se abandone para siempre y en el futuro próximo podamos ver al Ares I y al Ares V volver a la Luna y quizás más lejos.

En el LHC se intenta lograr un sueño parecido, si cabe más ambicioso: llegar más lejos que nunca, pero en la escala de tamaño y energía. Es posiblemente la máquina más compleja que jamás se haya proyectado y llevado a cabo, y todas las esperanzas de la Física están puestas en ella. Descubra lo que descubra, será un hervidero de información sobre los límites de la Física y gracias a ella podremos avanzar mucho más que en décadas pasadas, aunque en otros aceleradores como el Tevatron no se queden atrás.

Faltan algunos años para que podamos ver los avances conseguidos en tecnologías de nuevos materiales y en procesamiento de la información surgidos del CERN gracias al LHC. Probablemente, el ordenador cuántico nazca gracias a ésto. El tiempo lo dirá. Pero sin duda habrá merecido la pena. Tan sólo por el hecho de construirlo y hacerlo funcionar ya ha valido la pena. Y demuestre lo que demuestre, revolucionará la nueva Física.

Está claro que lo que hace evolucionar a la humanidad no es satisfacer la necesidad urgente, sino hacerlo sin descuidar los avances para el futuro. Sin escatimar inversión por no ver los beneficios a muy corto plazo. Y es verdad que el cortoplacismo da votos, pero no llegaremos a ningún sitio si pretendemos resolverlo todo en bloques independientes de 1500 días.

Mucho tenemos que cambiar (sobre todo nuestros políticos) para aprender a mirar más allá y no limitarnos a -intentar- resolver nuestro pan de hoy sino también garantizar el de nuestros hijos y si es posible el de nuestros nietos. Es una obligación para con la humanidad investigar, sea en el campo del conocimiento (no solo de la ciencia obviamente) que sea.

Share

Trackbacks/Pingbacks a esta entrada:
  1. RaFa dice:

    Caramba, me he emocionado y todo con el post. Muy cierto todo, está uno harto de escuchar a gente decir que a ver para qué tanto rollo sólo por curiosidad de los científicos.

  2. andr dice:

    En estos momentos, Estados Unidos está implicado en la conquista de Marte ya que servirá para explicar bastante bien el origen de la Tierra y posibles efectos del cambio climático, además de que están avanzando bastante en el campo de astrobiología con el descubrimiento de supuestos microorganismos (bacterias del azúfre) sobre meteoritos.(1)

    Es cierto que de la luna apenas conocemos nada, pero hoy por hoy el poco presupuesto de la NASA va encaminado hacia Marte, ya que en los pocos años que se llevan allí se están logrando magníficos resultados, además de que para muchos americanos el “volver a la luna” lo consideran un gasto inútil en tiempos de una gravísima crisis económica por lo que muchos de esos americanos ven positivo la entrada del capital privado para el desarrollo de los cohetes (2)

    (1) http://www.maikelnai.es/2009/11/25/la-hipoteis-de-vida-bacteriana-en-marte-gana-peso/
    (2) http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Adios/Luna/nueva/orden/elpepusoc/20100207elpepisoc_4/Tes

  3. jProgr dice:

    No me sabía lo del codigo de barras :)

  4. eulez dice:

    ¡El velcro! ¡Qué grande! Que sorpresa me llevé cuando me enteré de que el puto velcro, la cosa más sencilla y útil del mundo, es un invento de la industria espacial. Que grande.

    No debería haberse recortado en esto. Deberíamos intentar ir a Marte, volver a la Luna, hacer una base allí. ¿Qué es caro? Vale, ¿acaso el dinero que se ahorre se va a emplear en curar el cáncer, en acabar con el hambre en el mundo, en acabar con las guerras? Si fuese así, si realmente fuese así, si las cosas funcionasen de esa forma, vale. Aceptamos “barco”. Pero va a ser que ni la investigación, ni los avances científicos, ni los presupuestos o intenciones de los gobiernos funcionan así.

  5. Alberto Real dice:

    La investigación siempre mira hacia el futuro; por eso no se investiga todo lo que debería investigarse.
    ¿Quién paga la factura de la investigación empresarial (por ejemplo)sin proteccionismo ?
    Recuerdo lo que tardó en llegar la tecnología LCD,TFT,etc… al mercado de las televisones y monitores de PC. Los fabricantes de televisiones (por ende monitores) tenían que amortizar lo investigado en los nuevos tubos de vacio. La I+D empresarial tiene que amortizarse antes de ofrecer nuevas tecnologias al mercado.

    Además la investigación no debería ser una tarea elitista si no una tarea de todos.
    El futuro pasa por las manos de todos los “cerebros disponibles”. Y cuando digo todos incorporo a los que no han podido acceder al conocimiento o la información. Hablo de los mil millones de pobres que tenemos. Un potencial de creación perdido.

    Amo la investigación, como usted, pero no amo al hombre. Al menos al hombre del siglo XXI. La mayoría de nuestros coetáneos, entre ellos los políticos, continua pensando a corto plazo para garantizar los votos o garantizar, a que negarlo, el pan que puede quitarte el nuevo (en este caso hablo del problema de la endogamia en las universidades y fuera de ellas).

    Saludos.

    Ojalá el futuro sea mejor que el pasado. Este comienzo de siglo se parece mucho al comienzo del siglo XX.
    Deseo que la investigación se ampare en la construcción antes que en la destrucción.También que se ampare en ser antes que en parecer.

  6. joseanpg dice:

    Emocionante entrada :)

  7. aitor mosnerrate dice:

    No puedo estar mas de acuerdo. Gran entrada!.

  8. Yo no tengo ninguna duda. Nuestro mundo, sin la ciencia, no tendría sentido. Ya no…