Por qué la homeopatía es un engaño

Publicado el Jueves, 28 de octubre de 2010 por MiGUi en Opinión
etiquetas: , , , ,
votar

Ayer tuve otra de esas acaloradas discusiones acerca de la homeopatía con partidarios de la misma, a tenor de una nota publicada por la Universidad de Zaragoza que se puede leer a continuación:

Entonces saltaron todas las alarmas. ¿Qué hace una universidad pública juntándose con una empresa (Laboratorios Boiron) que se autoproclama líder mundial en homeopatía? El debate está abierto.

La intención de este artículo es exponer las bases de la homeopatía según ellos y desmontar los argumentos que esgrimen a favor, mostrando como esos argumentos se vuelven falaces al tratarse de medias verdades y exponer la manera en que sus defensores defienden esta práctica.

En la Wikipedia en inglés hay un extenso artículo sobre la homeopatía que es un excelente resumen de sus fundamentos. Más que el artículo en sí, que es extenso y bien documentado, resultan interesantes las referencias que vienen al final.

Pero antes de entrar en la discusión centrémonos.

¿Qué es la homeopatía?

Se trata de una más de las llamadas “medicinas alternativas” que se basa en preparaciones muy diluidas, basándose en el supuesto principio de la memoria del agua. En cientifi.net se resolvió hace poco una pregunta al respecto.

¿En qué consiste la memoria del agua?

Se trata de una hipótesis (no demostrada científicamente). El agua se expone a un determinado principio activo, por ejemplo diluyéndolo en una proporción del 10% hasta conseguir una mezcla homogénea entonces se vuelve a diluir hasta un 1% y sucesivas veces hasta alcanzar concentraciones de 30c o incluso menos.

¿Qué significa 30c? Quiere decir que hay 1 molécula de principio activo por cada 10^{30} moléculas de disolvente (agua). ¿Esto es mucho o es poco? En un litro de agua hay 34,607 \times 10^{24} moléculas de agua.

Es decir, hacen falta nada menos que del orden de 100.000 litros de agua para que la probabilidad de que una sola molécula de principio activo esté presente sea casi del 100%.

Incluso se trabaja con diluciones todavía más pequeñas, de 60c e incluso más. En una dilución de 60c hace falta un volumen de agua equivalente a todo el sistema solar para que haya casi un 100% de probabilidad de hallar una sola molécula de principio activo.

¿Pero eso no es agua pura?

¡Bingo! Es agua pura. Pero aquí viene la clave de todo: los homeópatas sostienen que el agua tiene memoria. Es decir, que al haber estado en contacto con el principio activo, de cierto modo se acuerda de las propiedades que tenía dicho principio activo y por tanto puede curar. No sé a vosotros, esto a mí me recuerda a:

15 Al atardecer, los discípulos se acercaron y le dijeron: «Este es un lugar desierto y ya se hace tarde; despide a la multitud para que vaya a las ciudades a comprarse alimentos». 16 Pero Jesús les dijo: «No es necesario que se vayan, denles de comer ustedes mismos». 17 Ellos respondieron: «Aquí no tenemos más que cinco panes y dos pescados». 18 «Tráiganmelos aquí», les dijo. 19 Y después de ordenar a la multitud que se sentara sobre el pasto, tomó los cinco panes y los dos pescados, y levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes, los dio a sus discípulos, y ellos los distribuyeron entre la multitud. 20 Todos comieron hasta saciarse y con los pedazos que sobraron se llenaron doce canastas. 21 Los que comieron fueron unos cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños. (Mt 4,15-21)

Efectivamente. La multiplicación de los panes y los peces. Sería estupendo que, por ejemplo, disolviendo un poco de penicilina pudiéramos curar a todo el universo observable de, por ejemplo, sífilis sin más que disolver una y otra vez el principio activo. ¿Se ve claro donde está el disparate? Pues bien, ahora os presento la serie de argumentos-falacias que emplean para defender esta propuesta.

Y no existe evidencia alguna de que el agua tenga ninguna clase de memoria de ningún tipo.

Negando la mayor: la homeopatía no va de eso de la memoria del agua.

Pues vaya. Menuda decepción. Recojo los bártulos y me vuelvo a mi casa. ¿De qué trata entonces? Me refieren, por ejemplo, a este enlace: homeovet una página argentina donde un señor dice tener 19 años de experiencia en homeopatía y cuenta una historia que da para telefilme de sábado por la tarde. Sin embargo, navegando un poco uno llega a a este punto en el que se referencia claramente que en efecto, la homeopatía y la memoria del agua van muy dadas de la mano.

El argumento de las farmacéuticas malvadas y sus ansias por lucrarse.

Parte del encanto que tienen las disciplinas escondidas bajo la denominación alternativo viene de la lucha contra el sistema malvado que pretende hacerse rico a costa de engañar a la población. Se basan en que a las farmacéuticas solo les interesa medicar y medicar y están en contra de este tipo de medicamentos que representan una especie de salvación a la carta contra el malvado capital.

Yo no sé vosotros pero espero que si me pongo enfermo me trate un médico titulado y no un fanático de las hierbecillas. Si les parece, me pongo el gorro de papel de plata, no vaya a ser que nos estén observando. Lo más gracioso de esta falacia es que ¿de qué trata precisamente la homeopatía? ¿No es acaso el negocio perfecto vender agua pura a precio de oro?

Que lucrarse es muy lícito oiga, siempre que se haga en los límites de la legalidad y la ética. Y no sé a vosotros pero a mí vender agua pura con poderes milagrosos me parece muy poco ético.

Que las farmacéuticas tampoco son unas santas y viven de esto, de hecho hay quien señala que El marketing de las farmacéuticas provoca que la gente sana se crea enferma. Pero eso forma parte de otro debate y además, redunda en la falacia: si unos quieren lucrarse, los otros quieren crear un nuevo pastel para ellos solitos.

¡A mí me funciona!

Sí, se llama efecto placebo.

¡Que no, que es cierto, han hecho estudios científicos! La falacia de la ciencia oficial.

Estudios, por ejemplo, como tratamientos para enfermedades de la piel o 58 casos veterinarios tratatos con homeopatía.

Aquí es donde uno con el escepticismo lógico pide estudios independientes, publicaciones internacionales, revisión por pares, estudios doble ciego… Vamos, lo típico. Y es donde viene el problema. Porque la lista de estudios con control de doble ciego que han demostrado fehacientemente la eficacia de la homeopatía es esta:


¿Por qué hacen falta estudios independientes?

Para asegurarnos que el interés económico no sea el que promueve el estudio. Y lo siento en el alma por los médicos, a los que respeto y admiro como científicos que son, pero su campo está plagado de ejemplos donde el dinero ha llevado a hacer cosas totalmente fuera de la ética. Por eso es tan importante que existan estudios no pagados por empresas que se dedican a ese negocio y por eso es escandaloso que se cree una cátedra de homeopatía en una universidad pública en colaboración con una empresa de estas.

Que me parece estupendo que la universidad haga estudios sobre cualquier cosa, que para eso está la ciencia: para demostrar si algo es o no verdad. Que si la homeopatía fuera cierta todos íbamos a salir ganando. Pero eso hay que demostrarlo con el método científico, y eso es lo que hay que buscar.

Entonces, cuando les exiges que cumplan la metodología que elabora el método científico para que la ciencia sirva para algo se enfadan y te acusan de ser promotor de una supuesta “ciencia oficial”. Aquí es donde sale de nuevo a colación el gusto por lo alternativo. La ciencia tiene su manera de proceder. Si quieres poner el adjetivo “científico” detrás del sustantivo “estudio” debes cumplir los preceptos.

Si no, puedes llamarlo ensayo clínico o como te de la gana, pero un solo experimento en una muestra tan pequeña como 50-60 individuos no representa nada. Y menos si el estudio está financiado por las empresas que tienen más interés en este negocio.

¿No se escandalizaría esta misma gente si yo les dijera que el cambio climático es mentira porque BP, Shell y Repsol han pagado un estudio que así lo afirma? Pues esto es exactamente lo mismo.

Que el día que se publiquen las evidencias a favor de la homeopatía seré el primero en aplaudirles por ser pioneros y haber visto un paso más allá que la humanidad. Pero mientras tanto no intenten confundirnos con sus bonitos hombres de paja.

Porque no es el primero o el segundo que me dice que la homeopatía ahora es criticada como lo fue en su día el que la Tierra fuera redonda o que hubiera físicos escépticos con la mecánica cuántica. ¡Agárrate! Cuando el postulado de partida de algo es falso, las consecuencias siempre serán falsas. De perogrullo. ¡Pero también la química nació de la alquimia! ¡Y la farmacología primitiva! Vale ¿y? La homeopatía nace del deseo de ganar más dinero, mientras no se demuestre lo contrario.

No son pocos los bloggers, científicos, periodistas y demás que riéndose de este disparate han efectuado el denominado suicidio homeopático que consiste en tomarse una dosis miles de veces superior a la recomendada según el prospecto para demostrar que es totalmente inocuo.

Pues bien, esta es la conclusión: que está bien que la universidad investigue lo que quiera siempre que sea con interés científico y no económico. Que aquí nadie defiende una ciencia oficial que niegue todo lo que se salga un poco por falta de perspectiva.

Que cuando aparezcan esas evidencias a favor y sean examinadas con la misma rigurosidad que se examina cualquier otra cosa, entonces y solo entonces podremos decir que tenían razón y pedir disculpas. Mientras tanto, el escepticismo es sinónimo de prudencia y las evidencias en contra son tan altas que lo prudente es no creerse nada mientras no se demuestre lo contrario.

Y para concluir, nada mejor que otra de esas magistrales tiras cómicas a las que nos tienen acostumbrado los chicos de XKCD:

Actualización 2 de noviembre

Ferfrias y Rinze han abierto una página llamada ¿Qué es la homeopatía? donde se pretende informar al respecto de este fraude.

Share

Trackbacks/Pingbacks a esta entrada:
  • Bitacoras.com:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Ayer tuve otra de esas acaloradas discusiones acerca de la homeopatía con partidarios de la misma, a tenor de una nota publicada por la Universidad de Zaragoza que se puede leer a continuación: Entonces saltaron todas las ala…..

  • Manifiesto por una Universidad libre de pseudociencia y oscurantismo | Mirando Musarañas:

    [...] del blog La Ciencia y sus Demonios. Si no sabes lo que es la homeopatía, te recomiendo que leas esta excelente entrada de MiGUi. A continuación reproduzco el manifiesto. Para apoyarlo, firma [...]

  1. MiolosCiscados dice:

    Buen artículo, si señor. Resulta muy curioso que pese a las autoproclamadas virtudes de esta ¿ciencia?, en sitios como el que enlazas para los 58 casos de veterinaria tratados con homeopatía, uno de los puntos expuestos en la sección “Advertencias” sea el siguiente:

    “Para casos agudos o primeros auxilios, debes contemplar siempre la posibilidad de acudir a Urgencias de la Sanidad Pública ante una situación realmente crítica o tener dudas sobre la gravedad de los síntomas.”

    Que cachondo. Y que haya gente que pese a todo se lo trague…

  2. Kanijo dice:

    Echamos ayer un rato divertido con esto… Personalmente lo que más me divierte son los comentarios “estudia más”:

    - Estudia más, la homeopatía no es eso de la memoria del agua
    - Estudia más, las bases de la homeopatía están comprobadas científicamente
    - Estudia más, el placebo no funciona en niños y animales
    ….

    Un saludo

    • MiGUi dice:

      Sí que lo fue jeje

      Es su bonito hombre de paja. No mira, no tengo pruebas, pero mira qué yoyó tan bonito tengo ¡tiene luces y sonido! xD

  3. WinniWinni dice:

    Ojo con las faltas de ortografía, tan importante es el contenido como la forma. El título (forma además de captar atención) tiene una si ir más lejos: ese ‘porqué’ es separado (‘por qué’, de pregunta)
    Un saludín!

  4. Ontureño dice:

    Buenas, el artículo mola, como de costumbre :) Dicho esto, un par de comentarios:

    -no me gusta ser demasiado puntilloso, pero eso de «para que la probabilidad sea del 100%» me ha dolido un poco. No sé si es un fallo del que eres consciente o no, imagino que sí, pero la probabilidad nunca puede ser del 100%, ya que la cantidad de agua necesaria sería literalmente infinita. Para los números que has obtenido de cantidad de agua, ¿qué probabilidad has cogido? ¿99%? No sé, no me parece un detalle pequeño precisamente, ya que aunque cuantitativamente es lo mismo, cualitivamente no tiene sentido.

    Y luego una sugerencia. La tira que pones al final está en español, por las mismas perras: http://es.xkcd.com/strips/el-argumento-economico/

  5. Dani dice:

    La tira final es buenísima :-)

    Excelente presentación de esta falacia tan extendida en este mundo de intereses y estafadores…

    saludos